#Experimentar: Cosas de Autos probó el Fiat 500X Cross

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

¿Un Fiat? ¿Y 4×4? Lo mejor de la globalización es la llegada de productos de calidad que elevan la vara del line up de una marca tradicional como la italiana. Y que, a fuerza de originalidad y prestaciones, pueden hacer cambiar el punto de vista o esfumar rápidamente cualquier prejuicio. Probamos en ciudad y ruta el 500X Cross y compartimos qué lo hace tan atractivo.

Por fuera
Rápidamente se puede comprender la propuesta que los diseñadores buscaron con el 500X Cross, tomando la esencia del exitoso Cinquecento y potenciándolo con un espíritu off road, pero sin abusar. Tanto que muchos dudan sobre si realmente es un vehículo con tracción en las cuatro ruedas o se sobresaltan al ver su cuerpo «anabolizado».

No hay barras en el techo ni abundancia de plásticos, apenas unos ligeros pasa-ruedas negros, una falsa «defensa» gris plata en el frente y un despeje al piso de 180 mm.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

Su original carrocería tipo crossover más que SUV (acá la sutileza corre por nuestra cuenta, se puede coincidir o no) está lograda, con proporciones que lo hacen ver robusto, sin llegar a ser voluminoso (y complicado en cuestiones de tamaño) para el uso urbano. Mide 4.273 mm de largo; 2.025 mm de ancho; 1.620 de alto y su distancia entre ejes es de 2.570 mm.

La vista lateral denota dos volúmenes bien marcados con una línea de cintura ascendente y una correcta elección de rodado 18″ con llantas negras de diseño de cinco rayos.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

El despeje del piso es de 180 mm y las llantas de 18″.

A bordo
Muy europeo y muy Fiat europeo, así se lo percibe al interior del 500X Cross. Está muy bien lograda la calidad de la plancha en soft touch, con buenas terminaciones en el frente del panel de instrumentos, relojes de aguja, una computadora de a bordo muy completa, en combinación con el volante multi-función en cuero cocido, regulable en altura y profundidad.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

Cuero de gran calidad en tapizados, butacas cómodas y una plancha lograda.

La butacas delanteras resultaron ser muy cómodas, con excelente sujeción lateral (regulación manual salvo la lumbar que es eléctrica), diseño agradable al tacto y a la vista en la que se combina el cuero marrón chocolate perforado con costuras y bordados de la leyenda 500X en los respaldos.

En la plazas traseras únicamente hay espacio para que dos adultos viajen cómodamente, la plaza central es muy ajustada y sólo podría ser aprovechada por un menor en viajes cortos.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

Plazas traseras reducidas, sólo hay espacio para dos.

El equipamiento es muy completo, con un volante con mandos del equipo de sonido y del celular, control de velocidad crucero, control de velocidad adaptativo, sistema multimedia Uconnect con pantalla táctil de 7″ con cámara trasera y sin GPS, aunque con conectividad mediante Android Auto y Apple Carplay (se puede usar Waze o Google Maps).

Un detalle que no nos gustó es que el medidor de combustible es digital y nos alertó demasiado pronto de la ausencia de nafta (el tanque carga 48 l), lo que no nos permitió saber con exactitud la autonomía y generando cierta incertidumbre.

La dotación de equipamiento se completa con sistema de acceso y arranque sin llave (mediante botón de encendido del motor) y se complementa con el sistema start and stop para reducir el consumo de combustible en las detecciones en el tráfico urbano; freno de mano eléctrico (que no se desactiva al acelerar como en otros modelos) y espejos retrovisores eléctricos con función de plegado automático; alza-cristales con one touch en las cuatro ventanillas; sensor de lluvia, sensor crespuscular y sensor de estacionamiento trasero.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

Todo el techo es de vidrio y se abre de manera eléctrica sobre las plazas delanteras.

Ofrece climatizador bi-zona de muy fácil accionamiento y excelente respuesta aunque le faltaría una salida para las plazas traseras (así como un puerto USB para esos ocupantes).

Uno de los aspectos salientes tiene que ver con su doble techo panorámico que hace muy luminoso el interior: para las plazas delanteras es corredizo mientras que es fijo para las traseras, aunque llega hasta encima de las cabezas de los ocupantes generando una grata sensación de amplitud. A esto le suma manijas y percheros con luz de lectura individuales.

Bueno y malo: la capacidad volumétrica de carga es de 350 litros (correcta para lo diario y algo ajustada para salir de vacaciones) pero debajo del piso hay un neumático auxiliar homogéneo.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

Ajustados 350 litros de carga.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

Pero con un auxilio idéntico a los cuatro titulares.

Al volante
El motor 1.4 turbo Multiair, 16v es un gran acierto para este crossover porque, en combinación con la caja automática-secuencial de nueve velocidades de convertidor de par- siempre está sereno.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

Se trata del 1.4 Multiair cuatro cilindros, 16v con turbo que alcanza los 170 cv.

Son nada menos que 170 cv @ 5.500 rpm con un torque de 250 Nm disponibles recién a partir de las 2.500 rpm, y a pesar de que por lo general «trabaja» por debajo de ese régimen, se muestra ágil y obviamente que responde mucho más cuando se lo llama con el acelerador.

En líneas generales su confort de marcha es muy bueno, algo para destacar en un vehículo que debió ser calibrado para múltiples usos; cuenta con un esquema de suspensión independiente en las cuatro ruedas que le dan un andar firme a alta velocidad y sólo marcamos algún golpe en el recorrido de la suspensión delantera al exigirla más de lo usual.

Por su parte la dirección es eléctrica y de buena respuesta en maniobras ajustadas (con correcto radio de giro) y firme a alta velocidad.

El Fiat 500X Cross incorpora «genes» de Jeep, otra de las marcas de FCA, por lo cual se ve favorecido por la incorporación de cierta tecnología; por ejemplo ofrece un selector de modos de tracción (llamado Drive Mood Selector) con tres alternativas: Automático, Traction y Sport.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

El Drive Mood Selector ajusta electrónicamente la tracción. Y el comportamiento se muestra en la computadora de a bordo.

En el primero se ajusta a la demanda, transitando en tracción delantera y actuando cuando alguna rueda pierde tracción; en el segundo se comporta en modo 4×4 permanente; y en el último trabaja (en el modo tracción delantera) sobre el régimen de relaciones de la caja, haciendo el pasaje de marchas más corto, enfocado en la performance por sobre su uso fuoripista y sin recalar tanto en la eficiencia.

Experimentar Fiat 500X Cross

¿Es un todo-terreno? Tiene atributos como para sortear cualquier superficie con baja adherencia, gracias al bloqueo de tracción; a esto le suma un ángulo de ataque de 21,3°, un voladizo corto de que le permite un ángulo de salida de 30,1° y un ángulo ventral de 22,3°. Pero no es un Jeep ni pretende serlo, pero en arena y piso mojada la tecnología bien aplicada se traduce en mayor seguridad.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

El emblema no miente, aunque tampoco es un Jeep.

Si bien la mayoría lo usará más en asfalto que en tierra/arena/ripio, a este 500X Cross le caerían mejor unos neumáticos de uso mixto que los que monta de origen, que son Continental Winter en medida 225/45 R18; seguramente irremplazables en el mercado local en caso de rotura.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

En lo referente a consumo mostró cifras contenidas, medidas en modo 4×2 y siempre en octava marcha: a 100 km/h el motor gira a 2.000 rpm y acusa un rendimiento de 7,3 l/100 km; a 120 km/h lo hace a 2.200 rpm con un gasto de 7,8 l/100 km; a 130 km/h el régimen es de 2.400 rpm y se eleva el consumo a 9,5 l / 100 km.

Lo interesante es que es el motor gira muy relajado y que cuenta con una sobre-marcha (la novena) que entra en funcionamiento cuando se la necesita o bien accionando el modo secuencial. Esto hace que estemos ante un vehículo silencioso y bien insonorizado.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

La caja es automática (de convertidor de par) de nueve marchas con levas al volante.

En términos de seguridad tiene una dotación muy completa dada por frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y EBD, siete airbags, ganchos ISOFIX para sillas de niños, Control Electrónico de Estabilidad, de Tracción, Asistencia al Arranque en Pendientes, Monitoreo de Presión de Neumáticos, Detector de Punto Ciego, y faros anti-niebla delanteros con función cornering light.

Conclusión
Es un vehículo versátil, con prestaciones interesantes, de buenas dimensiones, cómodo y en el que fácilmente se percibe su calidad. Además, tiene un conjunto mecánico moderno y el del 4×4 si se lo precisa. ¿Qué le faltaría para entrar en el radar de los clientes? Un precio adecuado. Y para sorpresa de muchos, lo tiene. Al momento de publicarse este test el 500X Cross Plus cotizaba a $1.233.800, gran relación precio-producto, más aún considerando que 35% de ese valor corresponde a su origen italiano.

Sin ir más lejos -y para tener una referencia- el precio de su «primo» el Jeep Renegade Trailhawhk 4WD 2.0 AT9 hecho en Brasil era (al día de publicación) de $1.622.850. Objetivamente hoy no hay en el mercado un producto de este tamaño que reúna las características que tiene este Fiat, a un precio similar.

Experimentar Fiat 500X  Cross - Foto: Cosas de Autos

Sobre el Autor

Periodista desde 1994 y amante de los autos de toda la vida. En 2006 le di forma a este blog. ¿Más datos? Clic en la casita ->

www.profvest.com

http://salon-svadebny.com.ua/

https://xn----7sbajornvhu8c.com.ua